Simple y Eficaz: Cómo luces Led pueden ayudar especies marinas amenazadas

El sector pesquero tiene un importante papel económico, social y cultural. Genera altos beneficios y numerosos puestos de trabajo directos e indirectos, pero su huella ambiental es innegable. Además de la sobreexplotación de recursos, muchas veces encontramos practicas con importantes impactos secundarios que podrían ser minimizados.

Uno de los métodos más simples y antiguos de pesca son las redes de enmalle. Son redes posicionadas como una pared de malla, con uno de los extremos rozando el fondo marino y el otro suspendido por flotadores.

Cuando se colocan correctamente, estas redes tienen la ventaja de seleccionar el tamaño de la captura según el tamaño de la malla. Pequeños peces pueden nadar tranquilamente a través de la red, mientras los peces más grandes se quedan atrapados. Además, tienen un impacto mucho menor en el lecho marino que otras técnicas, como las redes de arrastre.


Delfín atrapado en redes de pesca - Foto: Pro Delphinus.

Sin embargo, este método puede tener impactos negativos en la fauna marina. La captura no deseada, o bycatch, de delfines, tortugas, tiburones, aves y otros animales marinos de grande porte, representa una importante amenaza al ecosistema. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), forman parte de del bycatch 300.000 pequeños cetáceos y delfines, 250.000 tortugas marinas y 300.000 aves marinas cada año.


Un estudio ha demostrado la solución simple y barata que puede proteger a la fauna marina amenazada.


Estudios recientes de la Universidad de Exeter junto a la organización conservacionista peruana Pro Delphinus han encontrado una posible solución para reducir estos impactos. La simple adición de luces Led de bajo consumo a las redes puede disminuir significativamente el bycatch sin impactar en la captura de peces prevista.

Redes de pesca iluminadas - Pro Delphinus

El estudio realizado en Perú concluyó que, con la iluminación de las redes, la captura accidental de delfines podría reducirse en más de 70% y la de tortugas cerca de 66%, además de un 85% de reducción en la mortalidad de pájaros marinos en estas redes. Después de 3 años de registros, han podido comprobar que, en cuanto reduce la captura accidental, las luces no impactan en la cantidad de pesca deseada.


Medidas como esta pueden no ser la respuesta para todos los problemas de la práctica, pero resultan en grande ayuda, principalmente para especies amenazadas. Es importante que, cada vez más, busquemos opciones sostenibles para los impactos de nuestras actividades. El desarrollo de alternativas fáciles de adaptar, prácticas, económicas y duraderas son imprescindibles para que cada vez más gente pueda seguir este camino.

¡Únete a nuestra newsletter para recibir novedades y consejos eco!