Extinción, La Versatilidad De La Naturaleza a Toda Prueba



Así como los seres pensantes tenemos la conciencia de nuestra muerte, la naturaleza reserva ese acto final, de forma aleatoria, a todos los seres vivos que habitan nuestro diminuto planeta mojado, desde la más sencilla ameba a la grandiosa ballena azul.


A lo largo de la existencia de la vida en la tierra, al menos 5 grandes extinciones en masa fueron descubiertas y explicadas (?):


5) Extinción del Ordoviciano - Se estima que ocurrió hace unos 450 millones de años, época en que la vida existía predominantemente en los océanos y aproximadamente el 60% de ella desapareció.


4) Extinción del Devoniano - esa ya un poco más "reciente", a unos 360 millones de años. Ha ocurrido a lo largo de millones de años, diezmó 3/4 de todas las especies del planeta.


3) Extinción del Triásico-Jurásico - Ocurrida a unos 200 millones de años atrás, diezmando miles de especies, provocó el inicio del largo reinado de los dinosaurios como especie dominante en la tierra.


2) Extinción del Cretáceo - Paleogeno - La más famosa de todas. Según la teoría más aceptada, ha sido ocasionado por el choque de un asteroide de 10 kilómetros de diámetro en el actual Golfo de México a 66 millones de años y ha erradicado para siempre miles de especies, principalmente los grandes reptiles, y ha dado mayores posibilidades de supervivencia a los animales insignificantes mamíferos de entonces.


1) Extinción Permo-Triásica - Si no la más famosa, es la campeona absoluta en términos de resultados. Habiendo ocurrido a estimados 251 millones de años erradicó el 95% de las especies marinas y más del 70% de las que vivían en tierra firme. Otros estudiosos llegan a afirmar que el 96% del total de especies desaparecieron y por lo tanto nosotros y todos los seres vivos de hoy somos descendientes del 4% que sobrevivieron. Habría sido causada por un mega volcán que entró en erupción en la región de la actual Siberia.


Por lo tanto, las especies vienen y las especies van, es natural. Pero lo que nos causa agobio es presenciar la extinción gradual de seres que siempre forma parte de nuestro concepto ambiental y tiene su importancia comprobada en la cadena natural.


Es el caso de las abejas. Cada año que pasa su presencia va decreciendo en las más diversas regiones. Siete de las 25 mil especies conocidas fueron colocadas en la lista del US Fish and Wildlife Service (FWS) como especies en extinción.


Aún que las cifras de extinción puedan parecer insignificantes, en todas las regiones del mundo, los apicultores detectaron en el período de 2012 a 2013 un descenso en el número de abejas de 30% en Estados Unidos y más de 50% en Europa.


La contaminación, la ocupación humana, el uso indiscriminado de insecticidas, no existe una causa para el problema, sino la suma de factores, principalmente los causados ​​por el hombre.


Esto se agrava cuando se nota un fenón cada vez más recurrente del Sindrome del Colapso de la Colonia, cuando las abejas simplemente abandonan sus colmenas sin ningún motivo aparente.


No sólo por la miel, las abejas son fundamentales en la polinización de gran parte de las plantas sin las cuales, éstas tendrían ilimitadas dificultades para reproducirse. Hay una estimación que 2 tercios de lo que comemos provienen directa o indirectamente de los vegetales que dependen de esos insectos para su reproducción.


Por lo tanto, tenemos que redoblar el cuidado con nuestra interferencia en la naturaleza, adoptando medidas y acciones cada vez más volcadas para la utilización de productos menos contaminantes y ecológicamente correctos, para que nuestros nietos puedan conocer el incomparable y dulce sabor de la miel.

12 vistas