¿Está la Crisis del Coronavirus Ayudando la Naturaleza a Recuperarse?


En medio a un torrente diario de noticias preocupantes, es natural que busquemos algo diferente, un soplo de aire fresco, para tener alguna esperanza de mejora o para que podamos sacar un aspecto positivo de estos momentos.


Usuarios de las redes sociales comparten el retorno de los delfines y cisnes a Venecia, monos aprendiendo a lavar las manos, patos frecuentando las fuentes de Roma, incluso leones sueltos por Rusia para evitar que la gente salga a la calle.


Parecen señales de que la naturaleza está reconquistando su sitio.



No nos podemos dejar engañar por noticias virales de animales recuperando su espacio en pocas semanas. Sobrestimar la capacidad del ecosistema restablecerse es peligroso y pone en riesgo los esfuerzos constantes de ambientalistas. Nuestro impacto en el planeta va mucho más allá de la simple circulación de personas.


La realidad es que gran parte de estas noticias son sensacionalistas y sólo buscan likes. Muchos de estos animales ya frecuentaban estos sitios - excepto los leones, no es difícil percibir que la información es completamente falsa.


Las fotos de los cisnes, por ejemplo, fueron sacadas en Burano, una pequeña isla localizada a apenas 7 km de Venecia, donde son frecuentemente encontrados.




Por otro lado, los delfines fueron fotografiados en el litoral de Cerdeña. Son visitantes frecuentes de la costa y la menor circulación de embarcaciones solamente ha permitido su aproximación a la orilla.


Paolo Careddu / YouTube



Los canales de Venecia por cierto parecen menos contaminados que antes del inicio de la cuarentena, pero eso no significa que el agua tenga mejor calidad. Según un portavoz de la alcaldía de la ciudad “El agua ahora se ve más clara porque hay menos tráfico en los canales, lo que permite que el sedimento permanezca en el fondo”.


Andrea Pattaro/AFP via Getty Images


El freno forzoso en la producción y consumo tiene sus beneficios para nuestro medio exhaustivamente explorado, pero es solamente un grano de arena en un problema mucho más grande.


Sólo podemos esperar que estos momentos de crisis traigan más reflexión sobre nuestros hábitos de consumo y que volvamos más conscientes de nuestro impacto. Respetando nuestro medio podemos vivir en armonía.

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter

¡Únete a nuestra newsletter para recibir novedades y consejos eco!