Cooperación Animal - Lo que Deberíamos Aprender.

Para un ecosistema ser consistente y mantenerse vivo es necesario que muchos animales desarrollen sus funciones naturales de manera cooperativa. De esta manera ocurre un ciclo de materia orgánica que sostiene distintos animales, plantas y microorganismos.


Humanos, plantas y animales están hechos de células que aprendieron a cooperar para sobrevivir. Juntas ellas crean organismos pluricelulares, incrementando la posibilidad de replicación y longevidad.


https://files.dnr.state.mn.us/mcvmagazine/issues/2016/jan-feb/img//corvids/crows-and-ravens03.jpg

La necesidad de cooperación viene del intento de maximizar los beneficios provenientes de la actividad natural de otros individuos. Por ejemplo, grupos de cuervos ayudan algunos lobos a buscar sus presas, así están en una posición de ventaja para los restos. También se notó que, en regiones donde esto ocurre, los lobos toleran más a los cuervos cerca de su presa.

Tipos de cooperación ocurren entre distintos tipos de animales. En el mar rojo algunos peces mero aprendieron a pedir ayuda a las morenas para alcanzar presas escondidas en huecos que no alcanzan.


Cooperación no significa la eliminación del conflicto, en realidad es la negociación de los intereses para beneficio de los individuos. Aprender a cooperar con el entorno es algo que nos urge ahora más que nunca.


En la actual crisis climática necesitamos cooperar. Dependemos de cambios globales y culturales en distintos temas. La idea de cooperación incluye la percepción del sistema integrado e interdependiente en que vivimos, demostrando el valor de la convivencia y los beneficios de mantener los ecosistemas sanos.

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter

¡Únete a nuestra newsletter para recibir novedades y consejos eco!