5 Sustitutos Eco Amigables para el Plástico

En 1907, Leo Baekeland inventa un nuevo material, el primer plástico sintético. Bakelite, como era llamado, era compuesto por moléculas no encontradas en la naturaleza, durable, resistente a calor y podría ser moldado en casi todos los formatos. Una innovación increíble, llamado por muchos de “material de los mil usos”.


Hoy en día, vemos que mil usos es poco. Este material se tornó la base de nuestra industria. Desde contenedores de comida, botellas de refresco, a ventanas y puertas. Usamos ropas con fibras de plástico, nos sentamos en sillas de plástico, viajamos en trenes y aviones llenos de partes de plástico. Encima, continuamos a encontrar nuevos usos para este material todos los días.


Nuestra dependencia de plástico tiene un efecto secundario muy importante, cómo producimos mucho, desechamos mucho. De los 9.1 miles de millones de toneladas de plástico que el mundo ha producido desde 1950, 6.9 miles de millones se han convertido en desecho, y solamente un 9% fue reciclado. Todo el resto acaba en vertederos o en nuestros océanos.



Pero hay una manera de mejorarlo. Buscamos 5 alternativas más eco amigables para ayudarte a reverter esta situación.



5. Vidrio



Hay veces que es mejor volver a practicas antiguas. No hace mucho, el vidrio era común en nuestro cotidiano. En botellas de refresco, frascos de medicamentos, recipientes de comida, etc. Pero los tiempos han cambiado.


Diferente del plástico, que muchas veces es derivado de combustibles fósiles, el vidrio está hecho de arena. Este recurso renovable no contiene químicos y es fácilmente reciclado. Botellas y tarros de vidrio son 100% reciclables y pueden ser reutilizadas infinitamente, sin perder calidad ni pureza.




4. Bolsas reusables



Bolsas plásticas parecen omnipresentes. Sólo en Estados Unidos se producen 4.13 millones de toneladas de bolsas plásticas todos los años, de estos, solamente 530.000 toneladas son recicladas. Todo el resto acaba cómo desecho en las ciudades – y muchas encuentran su camino hasta el océano, donde matan a miles de tortugas, peces y otros animales marinos todos los años.


Pero tenemos que cargar nuestras compras a casa, ¿qué hacemos? Bolsas reusables.

De algodón, cañamo, tela, incluso piel. Puedes encontrar algunas que doblan y puedes meter en tu bolsillo. La verdad es que cualquier tipo funciona, para llevar las compras o lo que sea.




3. Aditivos al plástico



En cuanto muchos andan ocupados desarrollando sustitutos al plástico, otros intentan mejorar el tradicional. ¿Cómo? Añadiendo fibras naturales que, además de reducir el porcentaje de plástico utilizado, mejoran sus propiedades.


Muchas mezclas promueven los procesos de oxidación que rompen el plástico en trozos más frágiles. Microorganismos engullen los fragmentos conforme desintegran, formando dióxido de carbono, agua y biomasa.




2. Madera Liquida



Otro tipo de plástico muy promisor es el bioplástico, o biopolímero, llamado madera liquida. Estos materiales parecen y se comportan como plástico, pero son totalmente biodegradables y basados en fuentes renovables.


Investigadores de Alemania ya han podido sustituir el plástico en diversos ítems, cómo juguetes, altavoces de alta tecnología y nylon.




1. Polímeros basados en almidones



Un polímero totalmente biodegradable, de bajo coste, renovable y natural, el almidón ha estado recibiendo mucha atención en el desarrollo de materiales sostenibles. Pero aun no puede sustituir el plástico, sus propiedades mecánicas limitan el uso en productos más robustos.




Aunque no exista el sustituto perfecto para el plástico ni mágia para dejarlo 100% verde, una combinación de revitalizar ideas antiguas y revolucionar la tecnología del plástico es un paso en la dirección correcta.

58 vistas