5 Sustitutos Eco Amigables para el Plástico

En 1907, Leo Baekeland inventa un nuevo material, el primer plástico sintético. Bakelite, como era llamado, era compuesto por moléculas no encontradas en la naturaleza, durable, resistente a calor y podría ser moldado en casi todos los formatos. Una innovación increíble, llamado por muchos de “material de los mil usos”.


Hoy en día, vemos que mil usos es poco. Este material se tornó la base de nuestra industria. Desde contenedores de comida, botellas de refresco, a ventanas y puertas. Usamos ropas con fibras de plástico, nos sentamos en sillas de plástico, viajamos en trenes y aviones llenos de partes de plástico. Encima, continuamos a encontrar nuevos usos para este material todos los días.


Nuestra dependencia de plástico tiene un efecto secundario muy importante, cómo producimos mucho, desechamos mucho. De los 9.1 miles de millones de toneladas de plástico que el mundo ha producido desde 1950, 6.9 miles de millones se han convertido en desecho, y solamente un 9% fue reciclado. Todo el resto acaba en vertederos o en nuestros océanos.



Pero hay una manera de mejorarlo. Buscamos 5 alternativas más eco amigables para ayudarte a reverter esta situación.



5. Vidrio



Hay veces que es mejor volver a practicas antiguas. No hace mucho, el vidrio era común en nuestro cotidiano. En botellas de refresco, frascos de medicamentos, recipientes de comida, etc. Pero los tiempos han cambiado.


Diferente del plástico, que muchas veces es derivado de combustibles fósiles, el vidrio está hecho de arena. Este recurso renovable no contiene químicos y es fácilmente reciclado. Botellas y tarros de vidrio son 100% reciclables y pueden ser reutilizadas infinitamente, sin perder calidad ni pureza.